martes, 30 de agosto de 2011

Preparando la Media Maratón

El pasado sábado salimos Xavi V.B. y yo a correr (trail) por la Serralada Marina. El objetivo de esta sesión era tomar unas referencias de partida y estar corriendo durante dos horas por tal de saber como responde el cuerpo ante un esfuerzo superior a lo que estamos habituados. Un itinerario que nos entretendría un buen rato era subir hasta la torre del vigía, situado en la cima a una altitud de 458 metros sobre el nivel del mar. 

Calentamos un poco, estiramos, bebemos un poco de agua, comprobamos pulsómetro, GPS en marcha y… AL TURROOOON!!!!!!!


Foto antes de empezar:

El tiempo parece que nos acompaña, la tarde está nublada, el sol no aprieta y la temperatura es agradable.

Arrancamos y nos lo tomamos con calma, vamos subiendo trotando a ritmo suave, con tal de dosificar el esfuerzo y poder terminar en buenas condiciones.

Los primeros kilómetros no cuestan demasiado, aun así se notan, según pasan los minutos, las piernas están más pesadas y cada vez cuesta más mantener el ritmo. El desnivel es importante.

Llegamos al último tramo, es el que tiene más pendiente. Mis piernas ya no me dejan correr, no pueden con esta pendiente, no tengo fuerza, no puedo correr; pero si que puedo caminar dando zancadas grandes, y así continuo. Xavi V.B. continua corriendo, la diferencia de ritmos no es muy grande entre correr y caminar en estas pendientes, pero según pasan los metros se va alejando poco a poco.

Tras 55 minutos de subida llegamos a la cima!!!!



Estamos cansados, pero tras una breve pausa recuperamos y continuamos. Ahora toca la bajada. Decidimos bajar por un tramo más técnico. Hay que tener especial atención con las raíces y tener cuidado de no resbalar o caer.

Aparentemente se puede creer que cuando llega la bajada es lo más fácil, pero no lo es. Durante la bajada mentalmente has de estar concentrado y físicamente has de ir frenando continuamente para no embalarte sin control, y eso hace que los cuadriceps se resientan un poco.

Tras 1 hora y 50 minutos llegamos al punto de partida.
Mi media de pulsaciones ha sido de 129 con una máxima de 165. Juraría que mi corazón podría dar más de sí, pero las piernas me limitan, he de ganar mas fuerza.
El total de recorrido ha sido de casi 14km con un incremento de elevación de 619 metros.
Y las sensaciones al terminar no eran malas, por mi parte podría haber continuado, aun así, tenia mucha hambre…

Al final el itinerario resultante fue este:




Resumiendo, falta poco más de un mes para la Media Maratón, creo que con un poco más de entrenamiento se podrá completar en un tiempo igual o inferior a las dos horas. 

Atentamente,
Xavi Lerin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...