miércoles, 15 de mayo de 2013

De la cintilla iliotibial se puede salir!


Llevo unos cuantos días contento y creo que tengo motivos para estarlo. Tras 4 meses de molestias y dolores en la rodilla, creo que he logrado superar la lesión de la cintilla iliotibial!!!! Ha sido un periodo un tanto amargo, pero siguiendo los consejos se puede solucionar, eso sí, sin ninguna prisa y con mucha paciencia. 

Qué es la cintilla iliotibial?
Resumiendo un poco: La fascia lata o cintilla es un tensor que va desde la cadera a la tibia pasando por el lateral de la rodilla. Al hacer un sobreuso o correr muchos kms a mayor intensidad, se puede producir una inflamación por fricción que produce dolor al correr. 

Parece ser que está en una zona que no llega mucho riego sanguíneo, por lo que los antiinflamatorios no sirven de mucho. El dolor aparecía a los escasos 10 minutos de empezar a correr, sin embargo, desaparecía al montar en bici, así quedó demostrado en el duatlón de Arbúcies. 

Por suerte, al haber solamente dolor al correr, he podido montar en bici y darle caña a la piscina en estos últimos 4 meses sin ningún problema.

Cómo se originó?
Un par de semanas antes de la BDN-Running, probando una tirada larga ya aparecieron molestias en el lateral de la rodilla a las que no le hice mucho caso, sin embargo, fue en la propia BDN-Running dónde forcé más de la cuenta para lograr MMP, pero terminé fastidiándome del todo. Si lo llego a saber le dan por saco a la marquitis…

Cómo me he recuperado?
- Con mucha paciencia y dejando de correr temporalmente.
- Visitando al podólogo y haciendo unas plantillas, pues resulta que tengo pies cabos y una rotación interna de fémur; una mala predisposición biomecánica que conviene corregir para prevenir estas lesiones.
- Musculando el tren inferior. Por un lado para evitar la pérdida de masa muscular al dejar de correr y por otro para fortalecer la zona. Está demostrado que incluir un día de fuerza en la rutina ayuda a prevenir lesiones a parte de mejorar el rendimiento.
- Masajes de descarga. Un par de veces al día 



-Estiramientos de la zona iliotibial varias veces al día. Por internet encontraréis muchos, pero este concretamente me ha ido muy bien:


-Empezando a trotar/caminar muy poco a poco parando a la mínima molestia.

Después de todo esto, con mucha paciéncia ya he podido ir subiendo de volumen y ritmo las salidas de running hasta el punto de que ahora ya puedo salir a correr sin molestias y me puedo volver a sentir “corredor”!!

Seguimos!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...