viernes, 14 de junio de 2013

Cursa Popular de Cerdanya


Recuerdo perfectamente el día que me apunté al proyecto SUMMIT pensando en que no me iba a tocar, es más, recuerdo cuando  se lo explicaba entre carcajadas a Xavi VB mientras trotábamos por el paseo marítimo de Badalona. Pero también os digo, que si no tocaba ya tenia un plan B para este finde, Triatlon trail les Medes Montgrí.

Pero el sorteo tocó y aquí estoy para contarlo! Inicialmente tendría que haber hecho 35km pero como las horas que dedicaba a runear eran pocas en proporción al resto de deportes que practico y como la rodilla me dio mucha guerra en su momento, pude cambiar la inscripción a la de 14,5km.

La preparación para esta carrera fue específica, reconozco que he respetado “bastante” los planings de entrenamiento que me pasaron, cosa que implicó sacrificar los domingos para hacer tiradas largas. Esto me fastidió bastante porque he colgado la bici durante casi 3 meses. Exceptuando el tema bici; ha sido una experiencia positiva el cambiar los entrenos de asfalto por montaña, y el hecho de aflojar los ritmos para cubrir mayores distancias.

La particularidad de estar dentro del SUMMIT, era que conjuntamente a otros 130 corredores, teníamos que pasar toda una batería de pruebas médicas el día antes y repetirlas justo después terminar la carrera. Así podrían obtener datos de una muestra de corredores y poder evaluar (resumiendo mucho) qué cambios se producen en el organismo al hacer una carrera de fondo / ultra-fondo y determinar si practicar deporte dentro de unos límites es bueno o no para la salud.

Si tengo que describir la carrera con una palabra sería ÉPICA! No hacía sol, tampoco llovía, sino DILUVIABA!! Para colmo, corrí con bambas de asfalto, lo que me suponía tener un nulo control y agarre sobre el barro, sobretodo en las bajadas que patinaba una barbaridad y tenia que hacer caminando a paso de tortuga si no quería ir al suelo (que lo terminé besando dos veces) Se puede pensar que fue un error correr con esas bambas, pero creo que lo sería un error más grande correr con las que tengo de montaña sin haber probado antes las plantillas. Cómo dicen los que saben, el día de la carrera no es para hacer experimentos ni usar algo que no se haya probado antes.

La verdad es que exceptuando el resbaladizo barrizal que formó la lluvia, la carrera fue genial! El recorrido era muy bonito, muchos senderos, un desnivel interesante, unos voluntarios y organización de 10!!!

La lluvia solo me molestó los primeros minutos, pero a partir del momento que estás completamente calado (que no tardé mucho a pesar de llevar impermeable), el agua se convierte en un elemento superfluo de la carrera. Aun así el frío hacía acto de presencia cuando aflojaba el ritmo o al parar en los avituallamientos, sobretodo en el último cuando ya llevaba una hora y media de carrera. Paré y en el tiempo que tardé en beberme dos vasos de acuarius y comerme un trozo de plátano me entró el tembleque. Las manos ni me las sentía! Sin demorarme seguí la carrera y a apretar el ritmo para volver a entrar en calor. No me quiero ni imaginar cómo lo estarían pasando los corredores que hacían las otras carreras más largas. 



El fango hizo que fuese todo muy agónico, pero por suerte los últimos 4 kilómetros eran por asfalto hasta llegar a Puigcerdà. En ese tramo ya pude disfrutar y recuperar algunos de los muchos minutos que perdí en las resbaladizas bajadas. Fue a partir de ese tramo donde ya me distancié de Edu, un muchacho de Alicante que también estaba en el SUMMIT y con el que corrí emparejado casi todo el recorrido. - Si te dejas caer por Barcelona dime algo ;)

El final de carrera fue durillo, ya que había que subir por calles empinadas hasta llegar al centro del pueblo, pero alternando el correr con el caminar pude llegar a meta en la posición 147 de 266 y un tiempo de 2h04’36”

Lo bueno del caso es que al poco rato de terminar la carrera salió un sol radiante. En primavera ya se sabe como es el tiempo, pero Murphy se quedó a gusto…

Sin duda es una carrera para repetir, pero me planteo darle un punto más de dificultad y apostar por la CMC de 35km del próximo año.

Del resultado de pruebas médicas y del estudio aún no sé nada, pero cuando se publiquen ya lo comentaré por aquí. De momento, lo único que pude ver es que la mayoría de corredores de la CPC 14,5km perdimos alrededor de un kilo de peso (líquidos) durante la carrera.

Y esto ha sido todo, ahora a darle un poco de caña al mar y la piscina para disfrutar el 29 de Junio de la Marnaton de St Feliu!


Seguimossssss!!!!!!! 

Entradas relacionadas:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...