sábado, 7 de marzo de 2015

22 Etapa TCN / El Prat de Llobregat

Está claro que en esta época del año el mar está bastante frío. Lo que no he tenido tan claro es lo mal que lo he encajado. Quizás por la falta de entrenamiento en aguas abiertas, el nulo aclimatamiento, la fatiga mental, el estrés... No lo sé. Lo único que puedo decir de esta etapa es que he pasado bastante frío y que me costó horrores coger el ritmo.

El día amanecía nublado, sin apenas viento y un mar rizado con olas medianas que se alzaban desde lejos. algo típico en estas playas que puedes andar bastantes metros mar adentro con el agua a la altura de las rodillas.

El contacto con el agua me resultó más frío de lo que recordaba. Empecé a nadar buscando sensaciones que no encontré. Intentando observar sin éxito el fondo del mar, el agua era turbia y apenas alcanzaba a verme la palma de las manos.

En un llamamiento a la calma, me plantee nadar despacio, sin prisa, intentando disfrutar por poco que fuese. Me paré observando como despegaban y aterrizaban los aviones del aeropuerto del Prat hasta que me acanzó Aguayo, nadé con él 5 minutos hasta que empecé a quedarme completamente helado y no me quedó más remedio que apretar los dientes y empezar a nadar "a ritmo".

Poco a poco fui entrando en calor aunque la sensación de frío no se terminaba de marchar. Encontré ese ritmo cómodo en el que puedo estar horas en el agua y fijé el objetivo en un grupo de nadadores que tenia 200m. por delante. Apreté el ritmo hasta que los alcancé y por fin pude nadar acompañado de la mitad hasta el final de la travesía.


Al poco de adjuntarme al grupo apareció la barca, probablemente de haberla visto antes cuando nadaba solo, me hubiese subido a ella y puesto fin al frío. Pero una vez más, el hecho de nadar en grupo hizo fácil lo difícil y pude completar la etapa del Prat del Llobregat.


Próximo domingo Sitges-Vilanova. Espero que haga mejor día y pase menos frío. No pinta fácil pero tampoco imposible.

Seguimos!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...