sábado, 2 de julio de 2016

1ª Travesia a nado Capo Testa memorial de Pietro Sorba "il Segretario"

-Oye Xavi, te vienes a Cerdeña? estamos montando una escapada para nadar en Capo Testa... y más o menos es así como empieza esta gran aventura difícil de olvidar, una vez más con la natación como excusa perfecta para escaparse/viajar y ver cosas nuevas :)

Aun así, esta aventura no cobra realismo hasta el instante que el ferry de Grimaldi suelta amarras, arranca motores e inicia las maniobras para salir de puerto. Desde la popa del barco contemplé ese momento especial en que Barcelona, completamente sumergida en la verbena de San Juan, se va haciendo cada vez más chiquitita mientras nosotros nos adentrábamos en el Mediterráneo. Hasta pronto!!!!


A partir de este momento, teníamos 12 horas por delante hasta llegar a Porto Torres para festejar San Juan desde la cubierta con todo lo necesario: Vino, birra, Tortillas, empanada, embutidos, coca, limoncello, cava... y sobretodo buen ambiente. La juerga duró casi lo mismo que la pólvora en quemar (todo hay que decirlo) y quedaron 4 gatos en cubierta... En ese momento el niño que llevo dentro se le ocurrió que era buena idea subir a la cubierta superior, justo encima del puente de mando. Cierto es que había un cartel en italiano que explícitamente lo prohibia, pero este niño no sabe italiano... allí que fue!

Momento Titanic... Completamente de noche, con la única luz de la luna y avanzando mar adentro con el viento ensordecedor golpeando en todo tu cuerpo... Después de esta explosión de sensaciones, el niño que llevo dentro ya pudo irse a dormir tranquilo, sin la duda de qué vistas habría sobre el puente de mando.

Al día siguiente, tierra a la vista!!! pero espera! si esto es Cerdeña¿? Aquello qué es? Córcega!!! separada unos 12km por el estrecho de Bonifacio. Futuro reto y excusa para volver a viajar en próximo año. (Nota mental: NUNCA DEJES DE SOÑAR!)

En esta foto de izquierda a derecha y aunque no se terminan de apreciar por la bruma: Córcega, Canal de Bonifacio, Cerdeña:


Tras el desembarco, hicimos el GUIRI (con todas las letras) por Santa Teresa di Gallura, pero con la vista puesta en mañana, el día de la travesía a Capo Testa. La belleza del entorno visto en directo, multiplicó las ganas de nadar.

Llegó el dia de la travesía y con él muchas dudas sobre la posibilidad de poder completar la totalidad del recorrido de 6km, ya que el viento levantó oleaje en la zona oeste de Capo Testa, comprometiendo la seguridad no solo de los que nadaban, sinó de los propios kayakistas. Por este motivo se decidió acortarla. Toda una pena, pero era algo que no estaba a nuestro alcance, por tanto lo único que podíamos hacer era disfrutar al máximo de cada brazada y dar gracias de que al menos se pudo nadar algo.


El primer contacto con el  agua fue exactamente igual que zambullirse en cualquier otro sitio, pero la magia apareció cuando metí la cabeza y empecé a dar brazadas... Mar llana; praderas de posidonia desde el primer metro; agua limpia, clara y transparente; fondos llenos de vida. Poder nadar ahí era toda una explosión de sensaciones para los sentidos.


Tras los primeros 500 metros torcimos dejando atrás la parte más protegida y el mar estava un poco más revoltoso, pero tampoco mucho. A partir de ahí y fijando la vista en el fondo marino, dejamos de nadar en Cerdeña y empezamos a hacerlo sobre Montserrat. Las formaciones rocosas del fondo eran casi idénticas al de la montaña mágica catalana. 

Sobrevolar esos cortados era espectacular, no pude evitar en un par de ocasiones liberarme de la boya para hacer un picado entre las bellas formaciones rocosas. Indescriptibles sensaciones...


Pero el espectáculo no solo estaba dentro del agua, si mirabas hacia los acantilados y los pasos por los varios freus resultaba místico. Daba la sensación que las rocas no estaban puestas al azar, sinó que habían sido seleccionadas y pulidas cuidadosamente para formar una perfecta harmonia de conjunto, tanto fuera como dentro del agua. La naturaleza en ocasiones resulta extraordinariamente bella.


Según íbamos avanzando, el mar estaba cada vez más revuelto ya que estábamos más expuestos al viento. Finalmente llegamos al faro, lugar en el que teóricamente teníamos que dar la vuelta por las condiciones de mala mar, pero tras una reunión resguardados en un freu, nuestro gran kayakista Fernando nos dijo que el viento había aminorado y que era posible dar la vuelta entera. 

Tras ese notición nos vinimos arriba y empecé a tomarme con mucha calma la travesía. Quería disfrutar de absolutamente todo, sin ninguna prisa, por ello esperé a ser el último nadador en salir del freu y enfrentarme al mar para completar la aventura.

Una brazada larga, otra brazada larga, siento el agua como fluye por mi cuerpo entre el meneo de las olas, cojo aire, otra brazada mas y siento lo más parecido a impactar con una roca cortante y afilada en el hombro izquierdo -AAAAAAHHHHHHH!!!!! PERO QUÉ COJONES!!!!!! QUÉ HA PASADO!?

Como bien dicen los expertos, por norma existen dos tipos de medusas, las que ves y no te pican, y las que no ves y te pican... Una pelagia noctiluca decidió que 3 años sin haber recibido ninguna picadura no podia ser, ya me iba tocando otra para poner el contador a 0 y cortarme todo el buen rollo de la travesía en seco.

Tuve una pequeña crisis, había medusas y la mar estaba un poco marejada lo que no solo dificultaba verlas, sino que al ser tan pequeñas te las podía echar encima (que así creo que fue como me picó) por mi cabeza se me pasó la opción de de salir del agua... Por suerte, en ese momento estaba acompañado por JL, que me dio la tranquilidad de nadar acompañado y también apareció Fernando con una tarjeta para rascarme la picadura. Resultó sorprendente lo rápido que alivió el dolor, aun así al volver a meter el brazo en el agua se volvió a activar el veneno y el ardor estaba presente, pero en menor grado.

Cuántas líneas por una simple medusa, verdad? pues me dan miedo, lo reconozco y abiertamente lo digo. También digo que hay que enfrentarse a ello. En esos momentos recordé algunos fragmentos del libro de Nora Toledano El azul interminable, cuando habla de la disipación de temores. Funciona, pero no es inmediato.

Seguí nadando entre las olas y sorteando las pocas medusas que veia cuando prácticamente las tenia encima. Estaba tan pendiente de mirar adelante que la técnica de brazada era un completo churro, pero inconscientemente estaba logrando el objetivo de estar el máximo tiempo posible en el agua.

El oleaje era importante, se podia nadar bien, pero los kayaks iban un poco comprometidos, hasta el punto de que Luisa volcó y todos los integrantes del camarote LDG estabamos allí para el rescate. Capo Testa no iba a ser fàcil para nadie, lo que hizo que tubiese ese puntito épico difícil de olvidar.

Seguimos nadando y llegamos al último paso por un freu y ZASSSSS ardor en el hombro derecho, del bote que doy ZASSSSS ardor en la pierna derecha - PUTA MEDUSA!!!!!!!!!!!!!!!! Definitivamente hoy no era mi dia...

Tras pasar el freu, atrás quedó el fondo rocoso de Montserrat y empezamos a nadar en agua turquesa sobre arena blanca, encarando ya los últimos 500 metros de travesía ya prácticamente sin olas, muy contento por haber superado las expectativas iniciales dónde no estaba claro de que se pudiese nadar completamente, pero un poco rallado por las caricias de esos bichos gelatinosos. Lo que no te mata?...


Al acabar la travesía tubo lugar una comida improvisada y muy familiar a pié de playa. Con toda esta gente tan salada es todo un placer compartir momentos dentro y fuera del agua!!!


Por la tarde no pudo faltar una breve sesión de snorkel que resultó orgásmica:

Y por la noche, cena clausura de esta 1 travesía de Capo Testa memorial de Pietro Sorba por gentileza de Tomasino. IlSegretario!!! va por ti, allí dónde estés!


De igual manera que dí por iniciada esta aventura cuando me hicieron la propuesta, la di por acabada en el momento que el barco de vuelta abandonó Porto Torres y un grupo de 5 delfines fueron saltando en paralelo al barco hasta que este fue incrementando la marcha y los dejó atrás. Imposible acabarlo con un final mejor.

Un gran acierto haberme embarcado, repetimos?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...