viernes, 23 de diciembre de 2016

100x100 solidarios de L’H

Llega diciembre y con él el típico entrenamiento de los clubs de natación para da la bienvenida a las navidades y cerrar el año, estoy hablando del 100x100. En esta ocasión vuelvo a repetir participación por segundo año consecutivo en la piscina de L'Hospi. Es de 50m, está descubierta, climatizada, se hace por la tarde, eliges el tiempo de series, tiene finalidad solidaria y hay muy buen ambiente. No veía motivo por el cuál perdérmelo.

Para quien no sepa de que va, el 100x100 consiste en nadar 100 series de 100 metros repartidas en 4 bloques de 25 series dónde se descansa 5' entre bloque. Este año volví a repetir un tiempo de 2' por cada serie. Por delante 10Km para nadar, y como dice Ultraquim, el 100x100 es algo que he hecho, sé que puedo hacer, pero no hay que perderle el respeto. Así que toca dosificar esfuerzos en estas 3h35' que tardaré en acabar.

Al llegar a la piscina me encontré con muchas caras conocidas de la natación incluso del triatlón, pero he de decir que eché en falta a todos con los que compartí carril el año pasado y este año están en paradero desconocido... ahí queda eso!

Tras entregar 10 kilos de comida para el banco de alimentos (a título personal quise dar un kilo por kilómetro nadado) fui a cambiarme. Al salir me encontré con un viento de aire frío nada agradable que hizo que la entrada al agua fuese un gustazo, del contraste la noté hirviendo.


Calle número 7, Martín, Martí, David, Gemma, un muchacho que no recuerdo su nombre y yo. Se da la salida y arranco encabezando el carril con la primera serie completándola en 1'30". Pienso en lo mucho que queda por delante y intento dosificar, aun así por unos instantes te vienes arriba y aparece la duda de que podría haber intentado nadar en el carril que va 10 segundos más rápido. Tal vez el año que viene...

Continué nadando delante unas cuantas series más a un ritmo más suave, aunque rara vez eran más lentas de 1'35". Las piscinas de 50m ayudan a los nadadores que como yo no saben dar virajes y pierden mucho tiempo en ellos. 

Di el relevo y me fui pasando posiciones atrás. A mi mente venían recuerdos de la época de waterpolista dónde nadábamos 7 tíos en un carril y era inevitable ir tocando los pies del que tenias delante condicionando tu ritmo. Para no agobiarme, me quedé el último y dejaba distancia para evitar el alcance. 



50 minutos pasan rápido y llegó el primer descanso. Isotónico, plátano, bizcocho y chocolate. Debido al frío que hacía fuera, los 5' de parada se hicieron un poco largos pero necesarios, son el tiempo justo para comer sin prisa y recuperar holgadamente.

Continuamos con el segundo bloque exactamente igual que en el anterior, el ritmo estaba siendo muy bueno, dando margen para descansar entre 20 y 25 segundos por serie. Los brazos los tenia enteros pero las cervicales empezaban a molestar motivadas más por un tema postural de diario que de nado. En este bloque se notaban las ráfagas de viento frío, cuando el brazo estaba fuera notabas escalofríos al volverlo a entrar al agua. La sensación de estar abrigado por el agua era genial.

Segundo descanso de 5' y repito avituallamiento, al final resultará ser cierto que el deporte es una excusa para comer de todo sin límite...

Arranca el bloque tres, en la calle de al lado estaba Toni compañero del cruce de Gibraltar, no faltó un comentario de ánimo tal que: VAMOS TONI QUE YA SE VE PUNTA CIRES!!!!! En el tercer bloque es cuando se empieza a hacer de noche y aparece la sensación de que llevas nadando todo el día. Aun así no estaba cansado y nadaba buscando estirar la brazada al máximo mientras sentía el agua fluir. En una de estas me llevé un susto cuando una hoja de árbol se me engancha en el hombro, Medusas!!! NO JODAS!!! jajajaja



Tercer descanso y descubro porqué voy tan lento bajando de peso... Intento estirar para descargar y aliviar las cervicales y arrancamos el último bloque. Normalmente este es el más duro de todos y sueles encontrarte al tío del mazo que no duda en darte fuerte si has llevado un ritmo alto en las series anteriores. Mirando al año pasado y omitiendo el cansancio normal, estaba francamente bien. El ritmo de series había caído respecto a las primeras, pero de 1'45" no subían las mas lentas. 

Ya lo teníamos, sólo era cuestión de seguir nadando. Últimas 10 series y empiezo a notar la fatiga en los brazos. Últimas 5 y guiándome por sensaciones estaba completamente fundido, aun así los tiempos y ritmo seguían siendo idénticos a los anteriores. Para lo poco que quedaba no me esmeré en buscar una explicación lógica y me centré en disfrutar de ese sufrimiento causado por esfuerzo para lograr este reto.

Última serie y si alguien tenia que pasar delante era Gemma, que al principio dudaba de poder nadarlo todo a un ritmo de 2'/100m. A este paso nos tendrás que esperar a todos en la boya de luz! Ida de crol y vuelta de braza... YEAAAAHHHHHHHHHHHH!!!!!!!! Otro gran reto colectivo completado en este 2016 repleto de logros y grandes momentos!!!!!!

Finishers!!!!
Sí sí! he dicho colectivo, este es el típico reto que si me lo planteo hacerlo solo en mi piscina, lo abandono en el km 6... Una vez más la calidad humana vuelve a triunfar. Me ha encantado compartir carril con todos vosotros, espero volveros a encontrar en la próxima.

Muchas gracias a todos, Felices Fiestas y Feliz 2017!!!!!!!
Un fuerte abrazo y recuerda: LUCHA POR TUS SUEÑOS, EN ELLOS ESTÁ LA FELICIDAD!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...