viernes, 15 de julio de 2011

I Triatló popular Sant Pere Pescador (Tercera parte)

Aquí está la tercera y última parte de mi primer triatlón. Espero que os guste.

Son exactamente las 9:12. Nos colocamos alineados en el agua para la salida, las pulsaciones van a tope, qué nervios!!!!!! Me coloco bien las gafas, preparo el crono y un cohete da la salida!

Empiezo a nadar y durante unos instantes se forma una pelota de nadadores, decido no entrar en ella, aflojo un poco el ritmo y los dejo pasar, al fin y al cabo, estando ahí lo único que puedo conseguir es recibir ostias por todos los lados. Continuo nadando por un lado buscando un poco el centro del río y evitar tráfico, veo que voy pasando gente y miro de buscar alguien para seguir una referencia de ritmo, pero de momento no veo a nadie, o van mas rápidos o mas lentos, así que voy haciendo a mi ritmo. Por ahora es difícil conocer tu posición, solo ves como te adelantan o adelantas. He de reconocer que adelantar a alguien en el agua me anima bastante, me daba la sensación de que la cosa marchaba muy bien.



Al poco rato, ves como el agua pone a todo el mundo en su sitio, tanto si alzas la vista para ver a los primeros, como si miras para atrás ves una larga fila de gente nadando. Procuro ir levantando la cabeza cada 10 brazadas para no desviarme demasiado, he de reconocer que es muy difícil nadar en línea recta cuando no tienes la referencia de la ralla azul de la piscina. Intento situarme para ver mas o menos en qué posición me encuentro, miro adelante y atrás; calculo que estaré entre la posición 40 o 60, me di cuenta que si en algo podía ganar ventaja en este triatlón era nadando,  de modo que aprovechando que es la disciplina que más domino, procuro llevar un ritmo fuerte y constante.

Habré llegado a la mitad del recorrido del río y empiezan los problemas, me está empezando a entrar agua en las gafas!!!! Tras varios intentos fallidos por colocarlas bien, opto por quitármelas. Al fin y al cabo, con el agua tan turbia tampoco servían de mucho, para que os hagáis a la idea, el agua estaba tan turbia que, mientras nadaba no alcanzaba a verme las manos, aun así se agradece llevar gafas y que no te entre agua en los ojos. Vuelvo a mirar atrás y veo a los últimos cada vez mas lejos, cosa que me vuelve a dar mas fuerzas para nadar y seguir ganando ventaja.




Ya falta poco, apenas quedarán 100 metros, me empiezo a notar cansado y es normal! He llevado un ritmo fuerte, quizás tendría que haber dosificado mas, pero ya es tarde para eso. Para recuperar un poco voy cambiando nadar crol con nadar de espalda. Solo falta un último esfuerzo y saldré del agua, me estaba empezando a agobiar por nadar sin gafas en un agua tan sucia. Empiezo a escuchar al público animando (familiares y amigos de los triatletas) es de agradecer, te dan el empujón de moral que te falta. No paro de repetirme las frases. –Solo un poco mas. – Ya mismo estás fuera –No te queda nada… La verdad que se hace largo, pero cuando menos acuerdas, estas pisando tierra firme. POR FIN!!! Miro el crono y veo que he tardado poco más de 10’ en nadar 600 metros, el tiempo que tenia estimado eran 12’. Esto me motiva y me hace pensar que la triatlón está marchando mejor de lo esperado.


Me dirijo a la zona de transición, no tengo problemas para encontrar mi box, ya que mientras hacia los últimos metros de natación intenté visualizar mentalmente el recorrido que tenia que hacer, tal y como me aconsejó Toni Peris en la charla para novatos que nos dio en su tienda Trienjoy. En cuanto llego, me pongo la camiseta, el casco de la bici, me seco un poco los pies, me pongo los calcetines y las zapatillas de la bici. Perdí mucho tiempo y me di cuenta de que en el triatlón no solo hay que entrenar la natación, la bici y la carrera, sino que también hay que entrenar las transiciones. Ponerse una camiseta justo después de nadar 600 metros a tope y con el torso mojado no es fácil si lo quieres hacer rápido, e ídem con los calcetines y bambas.



Cojo la bici, salgo del box y me monto en ella. Empiezo a rodar suave, la sangre está todavía en los brazos y no tengo fuerza en las piernas. Rodando suave, aprovecho para hidratarme con bebida isotónica y me tomo un gel. De mientras me adelantaron varias bicis, es cuando engrano el plato y decido empezar a acelerar el ritmo. Me fijo en un pequeño grupo que hay por delante e intento seguir el mismo ritmo que ellos.

A partir de aquí no hay mucho misterio, intento circular por la derecha del recorrido para facilitar el adelantamiento de todo el que me quiera pasar porque vaya mas rápido (que fueron unos cuantos) y me limito a mantener un buen ritmo, procurando dosificar el esfuerzo para un recorrido de 10 km. No quiero ni llegar al kilómetro 5 y no tener fuerzas, ni tampoco llegar a los 10 kilómetros y estar entero. Realizo la totalidad del recorrido con el plato grande y piñón pequeño excepto en la zona de dunas de la playa, en la que aflojo un poco el ritmo e incluso en un tramo bajo de la bici para prevenir de alguna posible caída.

Pasadas las dunas de playa, vamos realizando el recorrido de vuelta. Me siento cómodo y continuo visualizando el grupo que iba siguiendo desde el principio; y a pesar de que me habían adelantado unas cuantas bicis, me sentía bien por el mero hecho de poder seguir el ritmo de un grupo, al menos no te sientes solo.

Seguimos rodando, veo a lo lejos al único ciclista que adelantaré en el tramo de bici, el pobre había pinchado una rueda!!! Es triste adelantar así, pero es lo que hay, soy un patata en bicicleta… Me fijo y veo que hay compañerismo porque son varios los que le ofrecen una cámara al adelantarle, pero él la rechaza, imagino si te has de poner a cambiar una cámara, tardas más tiempo que en regresar andando. Le doy ánimos cuando le paso y continúo rodando.

Cruzamos el puente, ya falta poco tramo de bicicleta, aprovecho para bajar a plato mediano y aumentar la cadencia para ir descargando un poco las piernas y no tener problemas en la carrera a pié. Al aflojar el ritmo me adelantan unas cuantas bicis mas y pierdo al grupo que seguía, pero no pasa nada.

Llego a la zona de boxes, me bajo de la bici, la dejo en su sitio, me quito el casco y me cambio de calzado. No tenia nada de líquido en el bidón de la bici, tenia mucha sed y 2,5 kilómetros a pié por delante sin ningún avituallamiento líquido, pero es lo que hay.

  
Justo empiezo a correr y escucho por megafonía que está a punto de llegar el primer participante. Bromeo entre mi, -Ves? Ya no ganas, Leeeeento!!! Jajajjaja. La verdad que es admirable la dedicación y preparación física de algunos triatletas para terminar las pruebas con tan buenos tiempos.




Continuo corriendo, no llevo ni 500 metros y empiezo a tener problemas. Tengo flato, que dolor!!! Noto pinchazos por el costado derecho a cada zancada que doy. Aunque aflojo el ritmo, me propongo continuar trotando y no caminar ni parar. El dolor es muy intenso, pero intento distraer la mente con otras cosas, al fin y al cabo el dolor es algo psicológico. Me fijo en el resto de corredores, algunos van más rápidos y te adelantan, otros van peor que tu y les adelantas, pero siempre terminas corriendo en un grupo que va a tu mismo ritmo.



Empezamos ya el recorrido de vuelta, el flato persiste y cada vez el dolor es mas intenso, pero NO!!! No voy a caminar!!! Continuo trotando y voy pensando en todo lo que llevo ya recorrido, cada paso que doy es un paso menos para llegar, -Venga vamos!!! Que falta poco!!! Me voy fijando en los corredores que van paralelos por el camino de ida, a lo lejos veo a mi amigo Xavi V. B. que también parece ir tocado. Le doy ánimos y le choco la mano, - Vinga Xavi!!!! Que ja ho tenim!!!!!! VAAA!! VAAAA!!!! Y sigo trotando con el mismo grupo.



Entramos en el pueblo, ya falta poco, muy poco, el dolor es cada vez más y más intenso pero no voy a parar de trotar, -Un último esfuerzo y se acabó, -Solo un poco mas -Vaaaaaaa!!! Llegamos al parking apenas faltan 100 metros, me alegro un montón, -Esto ya casi está!!! -Ya lo tengo!!! La gente aplaude, te anima, se te pone la piel de gallina y ya lo tienes! Cruzo el arco y -SIIII!!! -LO HE CONSEGUIDO!!!!! La verdad es que en ese momento afloran todas tus emociones, no hay palabras para describir lo que se siente. Una felicidad descomunal después de todo el esfuerzo y sufrimiento final.



Miro el crono y veo que he terminado en 51 minutos. Me sorprende una barbaridad, ya que el tiempo estimado que me había propuesto era de una hora! Acababa de romper un límite de referencia que yo me había puesto, es genial!!!! Aun así, no sé en qué posición había terminado, pero me daba completamente igual, yo ya era un FINISHER! Para mi el éxito no es la posición en la que termines o el tiempo que tardes; el éxito es terminar la prueba dando siempre el 100%. Y yo, lo había conseguido.

Aprovecho para beber agua y comer un poco de melón y sandia, la verdad que sienta de maravilla. Poco a poco las pulsaciones van bajando y el flato va desapareciendo. De mientras comento con Marc como me había ido todo y van llegando a meta el resto de mis amigos, según van llegando nos felicitamos mutuamente.

El primero en llegar es Sergio, me sorprende porque el tío está hecho un profesional, tendría que haber terminado mucho antes que yo, pero parece ser que no se encontraba bien. Después de Sergio aparece Xavi V. B. Le pregunto que qué tal había ido y me dice –Mal!. Y me señala hacia su tobillo. Miro y tiene una herida bastante grande, parece ser que durante el tramo de bici, en la zona de dunas de la playa, se quedó encallado y un participante se lo llevó literalmente por delante clavándole en la pierna tres dientes del plato de la bicicleta… Sin comentarios… os dejo una foto para que veáis de qué se trata.



Estoy seguro que si no hubiese pasado este incidente, Xavi V. B. hubiese hecho un tiempo muchísimo mejor. Y he de reconocer que es admirable terminar la prueba con una herida así a falta de recorrer 5km de bici y correr 2,5km a pié. Desde aquí le mando muchos ánimos para que se recupere pronto y estar listo para dar el 100% en el triatlón popular de Malgrat de Mar.

Y por último aparece Xavi A. C. aunque está fuerte y corriendo es una máquina, no ha podido entrenar mucho la natación y la bici; entre otras cosas porque le inscribimos dos o tres semanas antes de la prueba, un poco a traición, jajaja; pero también lo ha logrado, ha cruzado la línea de meta.

Aquí os dejo una foto de nosotros después de terminar el triatlón popular de Sant Pere pescador. (de izquierda a derecha, Marc, Xavi V.B., Xavi A. C., y yo, Xavi Lerin)
  
Al final cumplimos todos los objetivos que nos habíamos marcado: Logramos terminar, no fuimos los últimos y nos divertimos muchísimo. Hay que reconocer que lo pasamos muy bien y todos tenemos ganas de repetir esta experiencia, que yo personalmente recomiendo a todo el mundo que le guste el deporte.

Los resultados y clasificaciones han sido las siguientes. Decir que habia un total de 210 triatletas inscritos.
Marc Guardiola termina en la posición 16 con un tiempo de 0:42:47
Yo,  Xavier Lerin termino en la posición 95 con un tiempo de 0:51:43
Sergio Rodríguez López termina en la posición 108 con un tiempo de 0:52:41
Xavier Velasco termina en la posición 133 con un tiempo de 0:55:11
Xavier Alsina termina en la posición 155 con un tiempo de 0:59:57


No quiero terminar esta crónica sin unos agradecimientos. 
Quiero agradecer y felicitar a Diversport por la organización de esta triatlón popular, sin ellos nada de esto sería posible. Agradezco a Xavi V. B. no solo por llevarme la bicicleta en su furgoneta en día de la triatlón y encargarse del mantenimiento de la misma, sino también por todos esos trucos y consejos que me ha dado en todas las salidas de bici que hemos hecho, si no fuese por él todavía llevaría las ruedecitas de niño en la bici, jajajajaja. También quiero agradecer a nuestras tres fans incondicionales por los ánimos que nos dieron durante la triatlón y las fotos tan buenas que sacaron, muchas gracias por inmortalizar este día tan importante. Ah! tengo una sorpresa para vosotras, os dedico esta foto que os hice yo desde el agua jejejejeje.
  
  
Y por último agradecer a mi novia Cristina por toda la paciencia que ha tenido conmigo y con mis entrenamientos que tanto tiempo nos han robado. Te quiero!


Y para terminar quiero hacer una valoración personal.
Me ha sorprendido la gran cantidad de gente que ha visitado mi blog y toda la gente que le ha gustado estas tres crónicas de mi primer triatlón, muchas gracias a todos por tomaros vuestro tiempo para leerme y gracias por las palabras de ánimo, ya sea un “me gusta”, un comentario, una llamada telefónica…gracias. Todas ellas han sido decisivas para redactar y publicar esta pequeña historia. Pero esto no termina aquí probablemente continúe publicando mas artículos de todos los eventos deportivos en los que participe. De momento ya tengo puesto el punto de mira en mi próximo objetivo. El triatlón popular de Malgrat de Mar.

Muchas gracias a tod@s.
Atentamente
Xavi Lerin.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...