miércoles, 17 de agosto de 2011

X Triatló popular de Malgrat de Mar

Por fin llegó el día, 31 de Julio! El día del Triatlón Popular de Malgrat de Mar. Era la meta que me había marcado. Gracias a tener un objetivo definido es más fácil salir a entrenar. Si algo he aprendido hasta el momento es que si practicas algún deporte sin ningún objetivo, es decir, por hacer algo, pocas veces te lo tomas enserio y casi siempre terminas dejando de practicarlo o practicando con tan poca frecuencia que te quedas estancado. Si te marcas un objetivo no cuesta tanto salir a entrenar y poco a poco vas progresando.


Había quedado con Xavi V. B. en un parking a unos 2 kms de los boxes. Cuando llegué ya estaba él allí acompañado por su novia y suegro montando las bicis (bicis en plural, la mía y la suya. Hasta hace poco yo guardaba mi bici en su trastero y él las transportaba en su furgo, gracias una vez más por la logística). Terminamos de montar las bicis, cargamos los bidones con agua y powertabs de Isostar, cojemos todo lo necesario y nos vamos dirección boxes pedaleando, así vamos despertando un poco las piernas.

Una vez allí recogemos los dorsales y vamos colocando el material en la zona de transición; todo resulta un poco caótico, ya que no siguen ningún tipo de orden, cada uno se ponía donde quería, lo ideal sería numerarlo todo en función de tu dorsal, pero no era el caso. A pesar de no estar numerados los boxes, no tuve problemas con los compañeros, durante las transiciones nadie estorbó a nadie.



Deben de ser las 8:45 aprovecho para tirarme al agua y nadar unos metros para calentar, el agua estaba helada! No tardo mucho en salir del agua y hablar con el resto de compañeros.



Ya falta poco, nos llaman a todos por megafonía y nos reunen enfrente de los boxes para darnos una charla sobre el recorrido de la prueba, se puede resumir en: 500 metros de natación en el mar, 12 km de BTT con desnivel y 4 km de carrera a pié. Dejan muy claro que hay controles de paso en diversos puntos del recorrido, e insisten que nadie recorte el recorrido porque será descalificado; Me parece muy bien, ante todo Fair play.

Mientras nos desplazamos a la zona de salida un competidor que no conocía me saluda y me pregunta si yo había escrito algo en Internet sobre el triatlón de Sant Pere. Me quedé sorprendido!!!! En ese momento me doy cuenta de que mi blog lo visita gente más allá de mis familiares, amigos y contactos de facebook! La conversación fue breve porque enseguida darían la salida, pero me comentó que me había reconocido por las fotos del blog y que también participo en el triatlón de Sant Pere e hicimos un tiempo similar. Aunque no sé su nombre ni me quedé con su cara, le mando un saludo desde aquí, me hizo especial ilusión que me saludase, me agrada saber que hay gente que me lee.

Una vez en la zona de salida nos vamos colocando como podemos, me daba cierto reparo pensar que teníamos que tirarnos al agua 420 triatletas a la vez. Entre la confusión del momento, en lugar de colocarme adelantado para salir por delante, me quedo mas bien atrasado. No tenia ganas de recibir collejas de todo el mundo en el agua y aquí iba a ser inevitable, éramos muchos para entrar al agua al mismo tiempo. En estos momentos estar atacado de nervios es normal, el corazón va a tope, es indescriptible lo que se siente.





Se da la salida y resulta todo un poco caótico, se tira tanta gente a la vez al agua que resulta difícil hacerse un hueco para nadar cómodo. Según voy intentando nadar me voy dando cuenta de que acabo de cometer el primer error. Por la técnica que tengo y los tiempos que hago nadando, yo tendría que tirarme al agua desde las primeras filas, en cambio, había salido desde bastante atrás dejando pasar muchos por delante pensando que nadarían igual o más rápido que yo, pero no era así. Me encontraba justo en el medio y con un montón de gente por delante que nadaban muchísimo más lentos que yo. Adelantarlos me iba a suponer un sobreesfuerzo, pero si quiero ganar unos minutos valiosos no me queda otra más que ir buscando huecos e ir adelantando.





Nadaba a trompicones, dos brazadas y para, dos brazadas más y vuelve a parar… Hay muchísima gente! Voy buscando huecos para ir pasando, intento no golpear a nadie, aunque a veces el espacio es tan justo que los roces mutuos son inevitables. Mientras iba buscando huecos y voy adelantando posiciones me encuentro con algo muy desagradable, algo que si llego a saber que había no me tiro ni al agua… HABIA MEDUSAS!!!!! Estaba todo lleno. La cosa se complicaba, no solo tenía que estar pendiente de los huecos entre nadadores para ir pasando, si no que también tenía que estar pendiente de las medusas para evitar no rozarme con ninguna. Según íbamos nadando cada vez aparecían más y más, era horrible! Algunas estaban por el fondo, pero otras estaban muy cerca de la superficie y no quedaba otra opción que cambiar la trayectoria para esquivarlas. Como os podéis imaginar, resulta muy angustioso nadar en esas condiciones.

Es difícil saber qué especie de medusas eran, hay muchas clases, pero se parecen a las de la foto. Eran blancas con el borde azulado.



Según por la boya que vas se puede calcular la distancia recorrida, creo que llevaré unos 200 metros, aquí ya se va viendo como el agua va colocando a todos en su sitio, tanto si miras adelante como atrás se puede ver una larga fila, nada que ver con la pelota que se formó al principio. Ahora si que puedo ir nadando a un ritmo cómodo, aun así he perdido mucho tiempo nadando a un ritmo muy lento debido al gran tapón que había; aun así haber llevado un ritmo lento nadando al principio hace que no esté cansado. Llega un punto que vas nadando en paralelo con alguien  que lleva tu mismo ritmo, cosa que hace que vayas mas tranquilo, ya que no has de ir buscando huecos para pasar, aun así no hay que olvidarse de las odiosas medusas, que obligan en más de una ocasión a realizar cambios de trayectorias. Tenía unas ganas locas de salir del agua.

Alzo la vista y faltan menos de 50 metros para salir del agua, esto ya casi está, aun así no bajo la guardia, continuo nadando sin quitar ojo a las medusas, no quiero llevarme ningún recuerdo orticante de este triatlón. Ya veo la orilla, sigo nadando hasta la rompiente y es cuando me pongo de pié y salgo del agua, POR FIN!!!! Lo peor ya ha pasado, nadar entre medusas es muy desagradable, por suerte no me picó ninguna. Estoy contento de que no me entrase agua en las gafas, antes de empezar me las estuve colocando bien a conciencia. También estoy contento de que el agua estaba lo suficientemente clara como para ver las medusas, de no ser así estoy seguro que me hubiese llevado mas de una picadura. 

Me dirijo corriendo por el pasillo hacia la zona de transición, es una pasada, todo el mundo te aplaude y anima, se te pone la piel de gallina, pasar por ese pasillo recuerda que ya tienes un tercio del triatlón superado. –Venga Xaviiii!!! Alguien me anima directamente, miro y veo que a parte de mi novia también han venido mi tía y mis primos de Malgrat, que ilusión! No hay tiempo para muchos saludos, con alzarles la mano es suficiente, ya les veré cuando esto termine.


Llego a los boxes y veo que hay bastantes bicis todavía, es muy buena señal; aunque no he nadado todo lo bien que hubiese querido, ya que me coloqué mal en la salida, habré salido del agua entre los 100 primeros. Empiezo a buscar el pasillo donde estaba mi bici, aunque antes de empezar había estado mirando como llegar a mi box sin perderme entre tanta bici, con la confusión y los nervios del momento me despisto y me equivoco de  pasillo, es cuando me toca dar la vuelta y me digo a mi mismo -Desde luego que las transiciones no son lo mío jajajaja. Cuando llego a mi box, me seco los pies y me calzo las zapatillas de la bici tan rápido como puedo; mientras me vestía comentaba sobre la cantidad de medusas que había en el agua con el resto de participantes que estaban cerca haciendo también la primera transición. Termino de vestirme, cojo la bici y salgo de allí disparado.

Cruzo la línea de boxes y me monto de un salto en la bici. Ahora empezaba lo duro para mí, de modo que me limito a ir rápido pero sin ir a tope, con el objetivo de dosificar el máximo de cara a las subidas que nos esperaban, que como ya vimos el otro día, tenian bastante pendiente y es mejor afrontarlas estando entero.







Los dos primeros kilómetros los dedico a hidratarme, voy bebiendo del bidón en pequeñas cantidades y aprovecho para tomar un gel. Procuro ir a plato con una cadencia alta. Durante estos primeros kilómetros me van adelantando algunos ciclistas, algunos me pasaban realmente rápido, no se si iban tan rápido porque eran profesionales o porque no conocían las cuestas que nos esperaban. Yo sigo a mi ritmo, dosificando el esfuerzo, con tal de aguantar en la subida.

Me sorprende lo bien organizado que estaba todo, el circuito estaba bien marcado por conos en la zona urbana y había mucha presencia de la policía local regulando el tráfico. Un diez por ellos.

Pasan los kilómetros y se va acercando la subida, noto cierto cansancio en las piernas y no me gusta nada porque lo peor no ha llegado, bajo marchas y voy buscando un ritmo cómodo. Empieza la subida y cada vez me va adelantando más y más gente, pero no hago caso, aquí cada uno lleva su batalla, yo no compito contra nadie, solamente quiero terminar y disfrutar, así que continúo a un ritmo lento y conservador.

Continúo dosificando y la subida se va complicando, pasamos de asfalto a tierra. Me doy cuenta de que no estoy al 100% me pesan las piernas, me cuesta moverlas, creo que me he pasado entrenando en esta ultima semana… el sobreentrenamiento me está pasando factura. Para colmo la bici empieza a tener problemas mecánicos noto como si la cadena se enganchase, da pequeños tirones y un rudo continuo cuando pedaleo –RRRRRRRrRRRRRRrRRRRRR… parece que hay algo que no va bien, pero el qué??? Tres días antes estuve con Xavi V. B. preparando la bici, se limpió, desengrasó y lubricó toda la cadena, el cassette, cambio, etc entre otras cosas… No entiendo de donde sale ese ruido, ni porqué da estos enganchones la cadena; de todos modos esta mini avería no es una excusa, me está costando mucho subir, mis piernas están cansadas.

Según vamos subiendo y me sigue adelantando más gente, veo que yo también adelanto a algunos. Me digo a mi mismo: – Ves? Hay gente peor que tu! Identifico a alguno de los que me había pasado antes como una bala, estos no solo iban peor que yo, alguno de ellos ya subían caminando con bici en mano, estaban tocados, pero es igual, todo vale. Yo sigo a lo mío, un ritmo lento y conservador. Adelantar a alguien en bici me anima, resulta muy desmotivador ver como no paran de adelantarte bicis; no dejas de tener la sensación de que eres el último.

Ya se ve la última pared que hay que subir, no faltan ni 30 metros y se terminó la subida. Mucha gente que hay allí te anima; – Venga que falta poco!!!! –Ahora os darán de beber!!! Al escuchar esta frase no puedo evitar decir: – Yo quiero una mediana!!! Otro ciclista que me escucha dice: –Y yo unas bravas y otra mediana!!! Jajaja, no hace falta decir que había muy buen ambiente. La gente empezaba a estar contenta, el tramo más duro de la bici ya había pasado, las caras que se veían eran una mezcla de sufrimiento y felicidad. Apreto los dientes y doy las últimas pedaladas de subida y cuando menos acuerdas ya estás arriba. A pesar de lo duro que era y lo mucho que me había costado, tengo la sensación de que no ha sido tan duro. Miraba al resto de ciclistas y eran muchos los que subían la última cuesta a pié; yo en cambio me mantenía fiel a mis pedales.

Una vez arriba había dos miembros de la organización dando vasos de agua, agarro uno y me lo tomo del tirón. Por fin algo sano para beber; el preparado de Powertabs de Isostar que tenia en el bidón me daba gases, me pasé toda la subida eruptando, creo que cuando se gaste no compraré más. Se acerca la bajada y hay que estar atento. El recorrido ya lo hicimos hace 4 días, pero la gran tormenta del día anterior modificó la dificultad de un terreno ya de por si complicado por las pendientes pronunciadas y la gran cantidad de piedra suelta y gravilla. Estaba todo húmedo y yo estrenaba unas cubiertas que me dejó Xavi V. B. a las que no les tenía el tacto cogido. Podría jugarmela, tirarme, pero ante la posibilidad de llevarme una ostia y terminar prematuramente decido una vez más volver a ser conservador. Me coloco a la derecha y dejo la izquierda libre para facilitar el adelantamiento de todos los que vayan más rápido que yo, que no fueron pocos…

La bajada transcurre sin complicaciones, lo único que seguí perdiendo posiciones, pero es normal, la bici no es mi fuerte. No hace ni 5 meses que me compré la bici, tengo mucho camino por recorrer y mejorar; de modo que no me preocupa. Seguimos bajando, pasamos por una trialera un poco técnica y estrecha, formo un poco de tapón, pero no pasa nada porque al llegar a bajo del todo había gente haciendo cola para pasar por un paso tan estrecho y pendiente que obligaba a hacerlo a pié.

Una vez pasado esto, sigue el recorrido por una zona que no vimos el otro día por ir sin gps, el tramo que venia por delante era nuevo, no sabía lo que venía. Vuelve a haber otra cuesta y cuando estaba arriba del todo alguien me llama: -XAVIIIII! Me giro y veo a Xavi V. B. por la mitad de la cuesta. Si que ha ido rápido! Aflojo un poco el ritmo con tal de ir en paralelo con el para ver que tal va. Me pasa una bici, dos tres… pero el no pasa, vuelvo a mirar atrás y sigue ahí; si que va lento. Al final vamos un rato en paralelo y me dice que está agotado, que lo ha dado todo en la subida para alcanzarme, pero no puede más. Y es normal me habrá recortado 5 minutos en 8 kilómetros de BTT. A pesar de estar agotado, me adelanta e incluso llego a perderlo de vista.

Terminamos el trozo de tierra y llegamos al asfalto, faltarán poco menos de 3 km de bicicleta. Pongo el plato y lo doy todo. Durante este tramo no me adelanta nadie. Aprovecho que es todo llano para ir bebiendo hasta terminar el bidón y llegar hidratado para la carrera a pié, aun así no compraré más powertabs de Isostar, tiene demasiados gases.

Enlazo el paseo marítimo, bajo un plato, aumento la cadencia y respiro profundamente para no tener problemas de flato a la hora de cambiar de ejercicio.



Me acerco a boxes y ahí están otra vez los ánimos incondicionales: -Venga vamosss!!! Me bajo de la bici de un salto y entro a boxes, esta vez no me pierdo y llego a mi box a la primera.



Durante unos segundos llego a coincidir en la transición con Xavi V. B. pero él termina antes, me calzo las bambas enseguida y salgo corriendo. Al parecer, se cumple el pronóstico que habíamos hecho, yo nado mejor que él, pero él es mucho más bueno que yo con la bici; el resultado fue: lo que yo le recorté nadando el lo recortó con la bici y la carrera a pié decidiría.



Durante la segunda transición me doy cuenta que cambiar los cordones de las bambas por unas gomas ha sido una gran idea. Ponerse a hacer los nudos de las bambas cuando estas cansado y vas alto de pulsaciones que puede llegar a ser una odisea. Con las gomas es tan sencillo como calzar la bamba y ya está todo listo.



Empiezo a correr, me quedan 4 kilómetros por delante, de modo que busco un ritmo cómodo. Esto ya casi está, es un mero trámite. Me lo tomo como que me faltan 20 minutos más de sufrimiento y se terminó. No hay que quemarse ahora, el objetivo es solamente terminar.

A lo lejos veo a Xavi V.B. su ritmo parece que es ligeramente más lento que el mío. Aunque tardo un poco, terminamos emparejándonos. La conversación no es muy larga, entre otras cosas hablamos sobre las medusas y lo agónico que resultaba nadar con esas condiciones, también me dijo que estaba vacío, que no podía ir más rápido y que tirase. Es normal, lo había dado todo en el tramo de BTT. Le di ánimos y continué con mi ritmo de carrera.

La carrera seguía y de igual manera que con la bici también me adelantaba gente, pero ya no era tan descarado como con la bici. Lo cierto es que me sentía cómodo al ritmo que iba y se me estaba pasando muy rápido todo el recorrido.

Al llegar a la mitad había un control de paso y un avituallamiento. Me tomo medio vaso de agua, el otro medio me lo tiro por la cabeza, hace mucho calor. Tan solo quedaban 2 kilómetros más para terminar. Esto ya está… -Qué son 2 kilómetros cuando ya has nadado 500 metros entre medusas, pedaleado 12 kms por la montaña y corrido 2 kilómetros? Pues en ese caso, correr dos kilómetros más no era nada, me encontraba bien. Pero si no estás bien, esos dos kilómetros pueden convertirse en un infierno, aun así no era el caso.

Sigo corriendo y me cruzo con Xavi V.B. nos damos unos ánimos mutuos –Vingaaaa que ja estaaa!! Y seguimos corriendo. Van pasando los metros, cada vez tienes mas ganas de llegar a la meta, pero esto ya está…

Cuando crees que no vas a terminar nunca, ves a lo lejos el arco, la meta! -Sí!! Apretas los dientes, das un último empujón. Te fijas en que todavía hay mucha gente que empieza ahora a correr sus 4 kilómetros. Te das cuenta de que tampoco lo has hecho tan mal…

Y por fin y tras tanto esfuerzo, cruzas la línea de meta. En esos momentos la felicidad es tan grande que me daba igual el tiempo y la posición, de hecho hasta se me olvidó detener el crono. Tan solo una frase define lo que se llega a sentir en ese instante: He vuelto a ser Finisher! Es algo que hay que vivir para entender.



La verdad que tengo la sensación de que lo podría haber hecho mejor, mis piernas no estuvieron al 100% en la bici, pero es lo de menos, ahora tengo una referencia de tiempo para mejorarlo en el triatlón del próximo año.

Y a menos de un minuto y con un largo sufrimiento de cuatro kilómetros cruzó la meta Xavi V.B.



Objetivo cumplido, hemos terminado. Nos felicitamos mutuamente y comentamos qué tal nos ha ido todo. De mientras aprovechamos para beber refrescos y comer sandía, que por cierto estaba buenísima!!

Y como siempre, no puede faltar la foto de finishers, esta vez una cara nueva, está mi primo, una futura promesa del mundo del deporte jejeje. Ya me dijo que quería participar en el triatlón infantil del próximo año, seguro que lo hará muy bien. De izquierda a derecha: Xavi Lerin, Xavi V.B. y Marc Guardiola.



Los resultados finales de la clasificación general en la que terminaron 378 de 420 inscritos, son los siguientes:

Marc Guardiola termina en la posición 11 con un tiempo de 0:54:56
Yo termino en la posición 255 con un tiempo de 1:17:58
Xavier Velasco termina en la posición 270 con un tiempo de 1:18:53

Los resultados finales de la categoría Masculino 23-29:

Marc Guardiola termina en la posición 5 con un tiempo de 0:54:56
Yo termino en la posición 50 con un tiempo de 1:17:58
Xavier Velasco termina en la posición 51 con un tiempo de 1:18:53

Y el día no pudo terminar de mejor manera que comiendo una deliciosa fideuá por cortesía de mi familia de Malgrat.



Para terminar quiero hacer unos agradecimientos.
Agradezco y felicito al Grup Excursionista Malgratenc y a todos los voluntarios por la organización de este Triatlón. Agradezco a Xavi V.B. por echarme una mano con el mantenimiento de la bici, prestarme unas cubiertas en condiciones y enseñarme a cambiarlas rápidamente; también por llevarme la bicicleta en su furgoneta y todas las molestias que conlleva. Agradezco a mi familia de Malgrat por los ánimos, las fotos y la señora fideuá que nos comimos. Y por último y hablando en plural, agradezco por la compañía y las fotos a nuestras novias, por estar con nosotros en estos momentos tan especiales para unos aficionados al deporte como Xavi V.B. y yo.

Atentamente,
Xavi Lerin
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...